CORONEL DORREGO. Incluye una semipeatonal :Avanza la remodelación del centro comercial de Coronel Dorrego.

Ya se colocaron veredas en una de las cuadras. Antes, algunos comerciantes se habían reunido con el intendente Raúl Reyes preocupados por la demora en el avance de la obra.

En los últimos días se intensificaron los trabajos de remodelación del centro comercial de Coronel Dorrego, que incluye la construcción de una semipeatonal. La primera etapa de la obra se realiza en San Martín, entre Maciel e Yrigoyen; la segunda parte comprenderá desde ésta calle hasta Costa.

   La obra, que fue incluida en el Fondo de Infraestructura Municipal, con una inversión total aproximada de 3,3 millones de pesos, fue proyectada por distintas administraciones comunales, pero se fue postergando por falta de financiamiento.

   En noviembre pasado, cuando se iniciaron las tareas, el director de Obras Públicas, Mario García, prometió: “Vamos a encarar un proyecto diferido desde hace tiempo y tiene que ver con el desarrollo urbanístico, porque a nuestra ciudad la tenemos que embellecer.

En ese momento, dijo que el principal objetivo “es darle protagonismo a los peatones en detrimento de los vehículos” a lo largo de las dos calles donde se realizará la peatonal.
   Anticipó también que la iluminación en el sector será a escala, se instalarán lugares para estar, y sitios para el estacionamiento de las bicicletas.
   “Queremos que el centro comercial de Dorrego tenga un poco más de vida y de color”, subrayó García.

Reclamos a Reyes
   A principios de la semana pasada, preocupado por la demora de la obra, un grupo de comerciantes que tienen sus negocios en el lugar se juntó con el intendente Raúl Reyes, quien definió a la reunión como “fue muy provechosa, (desarrollada) en un ámbito cordial y de mucho respeto”.
   “Ellos querían plantear algunas cuestiones, como el tiempo que demandará el resto de la obra, y pidieron que se mejorara el estado general del lugar para que esté un poco más limpio y ordenado”, agregó.
   El intendente dijo que también se explicó a los comerciantes las complejidades que tienen este tipo de obras y las imprevistas situaciones que se fueron produciendo.
   “Por ejemplo, fueron reemplazados todos los caños de agua para no volver a poner las veredas sobre los viejos, pero algunos tramos y en las uniones se produjeron desperfectos y hubo que cambiarlos”, admitió.

Posiciones encontradas en el CD  
   Cuando se debatió en el Concejo Deliberante, la realización de la obra provocó un fuerte cruce entre los concejales de UCR – Cambiemos y los ediles que integran las dos bancadas de la oposición. Mientras que el oficialismo, con holgada mayoría, aprobó la realización de la obra, los bloques del Frente para la Victoria y de Juntos por Dorrego (actualmente no tiene concejales) se abstuvieron de votar, planteando, entre otros argumentos, que hay cuestiones más prioritarias para resolver.
   El presidente del bloque del FPV, Javier Cortez, había dicho que si bien estaba de acuerdo con los trabajos que “mejoren la dinámica, funcionalidad y tiendan a hacer más prolija” a la localidad, los fondos que se invertirán en la semipeatonal deberían haberse destinado a otros asuntos.
   “Si bien esta obra se financiará con el Fondo de Financiamiento Municipal, sin cargo para el frentista, ese dinero podría ser utilizado en mejorar las condiciones productivas. Nos parece inoportuno en este momento, con falta de fuentes de trabajo y necesidad de inyectar recursos para que se mueva la actividad productiva del distrito”, había reflexionado.
   Por su parte, el exedil vecinalista Hugo Segurola consideró durante el debate que existe una desigualdad entre los vecinos frentistas que no tendrán que pagar esta obra “para hermosear la ciudad” con aquellos que viven en otro sector y deberán abonar el costo de la red cloacal.

“Además, estamos tratando un tema que ya fue decidido por el Ejecutivo, en uso de facultades, pero los concejales, que tenemos que decidir aprobarla, rechazarla o abstenernos, no tuvimos la información suficiente”, cuestionó.
   “Ningún comerciante se puede oponer a una obra gratuita, pero muchos nos plantearon que quizás con estos fondos se podría haber beneficiado a otros sectores comunitarios. Otros dueños de negocios nos hablaron de la dura realidad comercial que viven”, agregó.
   “Un sábado a la mañana es, teóricamente, de gran movimiento. De 30 negocios que recorrí, uno sólo tenía gente, pero en el resto sólo estaban los dueños”, había ejemplificado Segurola.
   “Además, gran parte de los comerciantes son inquilinos y no propietarios. De esta manera, se verán beneficiados, sin pagar la obra, aquellos dueños que tienen varios locales en alquiler. Incluso, quienes alquilan temen que por las mejoras les suban el precio mensual de locación”, dijo.

Para el oficialismo será “un lugar para disfrutar”
   Según el exconcejal del oficialismo Ramiro Zarzoso, “es un placer hablar de un proyecto que nació en 2010 y está a punto de cristalizarse”.
   “Nosotros queremos un Dorrego mejor, pero para algunos nuestra ciudad parece del Conurbano, distrito donde gobernó el peronismo en gran parte de los 30 años de democracia”, había dicho Zarzoso, actual director de Servicios.
   “Acá, durante décadas, se viene haciendo obra pública, a tal punto que en el 90 por ciento de la cabecera hay cloacas”, agregó.
Zarzoso recordó que la remodelación del centro dorreguense tuvo varias “idas y vueltas”, y mencionó que en 2010, los exconcejales del FPV Carlos Prado y Remo Speranza se expresaron a favor de la obra.
   “En esa época, los fondos iban a venir de la Provincia, pero nunca llegaron”, aseguró.
   “Por otra parte, decir que esta obra que va a estigmatizar a la gente que vive en las orillas del pueblo, es una falacia. También algunos cuestionaron la remodelación plaza central o la construcción del polideportivo, y hoy estamos disfrutando de esos lugares”, subrayó.
   El concejal de UCR – Cambiemos también había aclarado que la remodelación del centro no impedirá el avance de otras tareas de infraestructura.
   “No puedo asegurar que esta obra mejore la situación económica de los comerciantes, pero los vecinas notarán que el centro forma parte de su vida diaria, y servirá para que la gente pueda congregarse en este sector y disfrutar”, completó.



Fuente: www.lanueva.com