AZUL. Autopista: se extendió hasta el viernes el plazo para que las empresas depositen las garantías

En un principio se había fijado que el 6 de julio los consorcios adjudicatarios de las obras en los seis corredores viales, pero ante el pedido de las empresas -sobre todo las locales que integran los consorcios- el gobierno prorrogó el plazo para las garantías por los contratos viales.


El viernes 13 es el plazo para que los consorcios adjudicatarios de las obras viales que se llevarán adelante en el marco de la Red de Autopistas y Rutas Seguras, depositen las garantías que requirió el Gobierno Nacional. ARCHIVO/EL TIEMPO


Los consorcios adjudicatarios de las licitaciones viales para la construcción de los seis corredores bajo el plan de Participación Pública Privada (PPP), tendrán tiempo hasta este viernes para depositar la garantía del 40 por ciento del monto total de la obra concedida.

La primera fecha que se estableció para que se efectivizaran los depósitos fue el viernes pasado, pero a partir del pedido de los privados -fundamentalmente de los locales que integran los consorcios- el Gobierno flexibilizó la fecha y lo extendió por una semana, hasta el viernes 13, aunque las empresas habían solicitado una prórroga de 60 días.

Cabe señalar que la garantía es un reaseguro que pide el Estado para que si algún consorcio abandona la obra, se ejecuten.

El Corredor A   

Azul está incluida en el Corredor A, donde se prevé la construcción de 116 kilómetros de autopista entre Las Flores y Azul, así como la conversión a ruta segura de 270 kilómetros, entre Azul y Coronel Dorrego, ambos en la Ruta Nacional 3.

Por otra parte, la Ruta Nacional 226 se adecuará a semi autopista entre Azul y Olavarría, mientras que desde Balcarce hasta Azul se convertirá en una ruta segura de 174 kilómetros.

Cuando en mayo pasado se abrieron los sobres de la licitación con las ofertas económicas, se habían presentado para este corredor, ocho empresas.

Un mes después, el 18 de junio, se firmó el contrato de de adjudicación de la obra de construcción de la autopista de Ruta Nacional N° 3 con el consorcio que ganó la licitación, conformado por las empresas Paolini Hnos. S.A., Vial Agro S.A. e INC Spa (Italia), por un monto total de 1.002 millones de dólares.

Ese había sido el último trámite administrativo, luego del cual se estipuló que en octubre estarían comenzando los primeros trabajos como el armado de obradores, convocatorias para tomar personal, tercerización de obras, entre otras.

En tan sólo un mes, con la nueva realidad económica producto de la corrida cambiaria, se teme que, en el mejor de los casos, todo se demore o, en un panorama más pesimista, que no se llegue a avanzar en el anunciado desarrollo de la Red de Autopistas y Rutas Seguras.

“Quiero aferrarme a la idea de que es una prórroga, nada más”     

Juan Crocco, referente de vecinos autoconvocados, dialogó ayer con este diario y explicó que estuvo en comunicación con autoridades de Vialidad Nacional, quienes dijo que el comunicaron “que hubo una prórroga para la fecha del depósito porque como se  trata de una obra muy importante se están ultimando detalles, por lo que se podría demorar un tiempo, pero que está todo normal. No sé si esto es así, pero es la palabra oficial”.

Del otro lado, las voces apuntan a que los consorcios no confían en el gobierno para llevar adelante una inversión de tales características.

En lo que hace a la garantía del 40 por ciento que solicita el Estado, indicó que “lo pide para tener la seguridad de que se empiece y termine, porque de lo contrario le ejecuta la garantía”.

Añadió que, “ahora, para que esto ocurra, los empresarios están pidiendo que cuando vayan terminando cada tramo pactado, el gobierno le de un Título de Pago de Inversión, que es la certificación de ese tramo de la ruta que se lo dan en bonos a dólar futuro y a 10 años”.

En ese contexto, Crocco advirtió que “el viernes de la semana pasada, el gobierno estableció, entre otras cuestiones, que no se van a emitir bonos hasta dentro de 180 días. Los empresarios entonces se preguntan quién les asegura que van a recibir esos títulos. Si en 180 días lo renuevan, ¿cómo hacen?”.

Así, remarcó que “el mismo aval o garantía que les pide el Estado a las empresas, ahora se las están pidiendo las empresas al Estado”.

Por último, teniendo en cuenta las idas y vueltas que a lo largo de los años tuvo el proyecto de obra, y también el hecho de que los vecinos autoconvocados hace siete años que mantienen vivo el reclamo, Crocco sostuvo que “quiero aferrarme a la idea de que esto se trata de una prórroga, nada más”.


Fuente: www.diarioeltiempo.com.ar