BAHÍA BLANCA. Proponen crear un plan urbano y ambiental para el crecimiento de Bahía.

Paola Ariente y Marcelo Feliú, autores del proyecto.

Paola Ariente y Marcelo Feliú presentaron un proyecto de ordenanza que busca ser superador para el actual Código de Planeamiento Urbano, incorporando herramientas y estrategias de “gestión sustentable”.

La ordenanzas propone la creación de una herramienta normativa que permita llegar a un “Plan Urbano Ambiental” para el partido de Bahía Blanca, al tiempo que regula su formulación y aplicación.

“Con justa razón, mucho se viene hablando en los últimos años de la necesidad de actualizar el CPU que ha quedado anacrónico no porque esté mal hecho, sino porque, lógicamente, la ciudad no es la misma que cuando se lo diseñó”, explicó Marcelo Feliú, coautor de la iniciativa.

Desde el bloque PJ “Cumplir”, que el ex legislador provincial preside, la edil Paola Ariente, es quien tomó a su cargo la responsabilidad de proponer a la ciudad, no “una norma dura e inflexible que reemplace a otra igualmente inmutable y rígida” sino una herramienta “flexible y participativa” que permita ir actualizándose y modificándose en base a las necesidades de desarrollo.

“La ciudad está en construcción permanente. Desde los grandes emprendimientos inmobiliarios hasta el hábitat de la pobreza, los procesos urbanos siguen su curso, haya o no marcos o planes que la coordinen y la orienten. No sólo ha variado el concepto de ciudad sino también las herramientas para su comprensión y transformación. Antes se corregía y ahora se sabe que es mejor prevenir y orientar para no cometer errores”, explicó la concejala.

Tras poner énfasis en el carácter “profundamente participativo” de una propuesta a la que definió como “un plan que nos indique qué modificar con el aporte de muchas partes”, planteó la imperiosa necesidad de no sólo “resolver la inmediatez, sino plantear estrategias de mediano y largo plazo”. De allí la condición de “urbano y ambiental” de su plan, ya que no cabe lo uno sin lo otro.

“No puede haber anhelo de gran ciudad que sea factible si no parte de premisas fundamentales para el cuidado del medio ambiente”, definió.

El municipio como motor de una “política de Estado”

Por su parte, Feliú indicó que esta propuesta es una posibilidad concreta para que el Municipio pueda “traccionar” a toda la sociedad civil y orientarla hacia una “gestión urbana” que pueda estar a salvo de los avatares políticos para convertirse en una “auténtica política de Estado local”.

En ese sentido, puso el ejemplo concreto de lo que el desarrollo de Vaca Muerta puede significar para la ciudad y señaló que el proyectado tendido ferroviario que conectará a la ciudad con el megaemprendimiento gasífero y petrolero ubicado en Neuquén, “hoy está atravesando distintos asentamientos, con todo lo que ello supone”.

Al respecto, Ariente agregó que “el desarrollo sostenible se constituye como un proyecto de vida colectiva que involucra tanto a la comunidad como al Estado” y que por eso, su proyecto se basa en “la concertación de voluntades y apunta a la construcción de una cultura y un territorio viables en el corto, mediano y largo plazo”.

Dividida en cuatro grandes títulos, el proyecto de ordenanza pretende establecer las bases para la formulación de un Plan Urbano Ambiental, “ley marco a la que deberá ajustarse la normativa urbanística, las obras públicas y la gestión ambiental”. Incorpora como principios rectores los conceptos de planificación estratégica y desarrollo sustentable y también los de “flexibilidad y adecuación” a cambios de contexto.

También fortalece el rol del Estado Municipal “como principal actor del ordenamiento territorial a través del liderazgo en la promoción de proyectos transformadores que privilegien el interés público pero también favorezcan la inversión privada”.

Tras tomar en cuenta la concepción de la “escala regional” de Bahía Blanca, el proyecto hace énfasis en la recuperación y puesta en valor del patrimonio arquitectónico y la necesidad de eliminar barreras urbanísticas, para consolidar una “ciudad inclusiva” y marca entre otros propósitos y estrategias a la movilidad, el hábitat y la vivienda, los espacios públicos y la producción y el empleo.

Instrumentos de gestión y planificación

El proyecto también incluye premisas para una nueva zonificación de usos de suelo y avanza en propiciar “propuestas instrumentales” como la celebración de acuerdos y convenios, un régimen diferencial para el Desarrollo de Proyectos Edilicios Especiales, otro para la Concesión con Obra Pública y la instrumentación del Banco de Tierras e Inmuebles. Al mismo tiempo, define una serie de instrumentos económicos que tienen como objetivo “propender al desarrollo equitativo de la ciudad”, incluyendo el concepto de “plusvalía”.

La propuesta define también la metodología para la gestión de este Plan Urbanístico Ambiental y fija su coordinación bajo la órbita del Concejo Deliberante, al tiempo que otorga al Departamento Ejecutivo la responsabilidad de establecer las orientaciones estratégicas y la Dirección del “Modelo de Gestión del Plan”.

“Estamos convencidos que esta iniciativa está en consonancia con los principios que sostenemos desde hace muchos años en relación a cuál es el rol que nos compete en tanto representantes de los vecinos, independientemente de nuestras pertenencias partidarias, para lograr que las enormes ventajas comparativas que tantas veces se proclama que posee nuestra ciudad, se traduzcan en más crecimiento, más desarrollo, mejor calidad de vida y fundamentalmente, más igualdad”, mencionó Feliú, quien destacó el “profundo trabajo técnico” que sustenta un plan de esta magnitud y agradeció a los profesionales de distintas disciplinas que han hecho su aporte.

“Esperemos poder debatir una iniciativa de esta profundidad como corresponde en el ámbito deliberativo, escuchando las voces de quienes tengan para aportar desde el conocimiento y el estudio y poder avanzar en una normativa que, está fuera de toda duda, la ciudad necesita para proyectarse a futuro, dejar de coleccionar frustraciones y aprovechar de una vez su potencial”, concluyó.


Fuente: www.labrujula24.com