JUNIN: A fin de mes se construirán las alcantarillas en el Puente de Lincoln

Junín.- Ya se está trabajando en el primer tramo de la fase final de las obras en la Cuenca del Río Salado para fortalecer la protección contra las inundaciones. Estas obras comenzarán con una inversión inicial de $ 1600 millones, fondos destinados por Nación, pero continuará con otras dos etapas, que empezarán el año próximo, y que demandará una inversión global de U$S 1100 millones, la mayoría proveniente de financiamiento externo.

La expectativa del ejecutivo provincial es terminar toda la obra entre 2021 y 2022. Sin embargo, el tramo de 37 kilómetros que unirá la laguna de Las Flores y Lobos, se terminará en 2019.

El denominado Plan Maestro comprende la ampliación en la etapa 4 del cauce del Salado a lo largo de 200 kilómetros, en los partidos de Bragado, Alberti, Chivilcoy, 25 de Mayo, Navarro, Roque Pérez, Lobos y San Miguel del Monte. En 2018 dará comienzo la segunda parte de esta obra, entre Lobos y Roque Pérez, que se extenderá hasta 2021 y demandará un desembolso de U$S 250 millones, que ya fue otorgado por el Banco Mundial a través de un crédito.

El arquitecto Marcelo Balestrasse, subsecretario de Obras Públicas municipales, relató a La Verdad que “estas obras que se van a llevar a cabo hasta Roque Pérez influyen en nuestra región, aunque no atañen a Junín en forma directa. Cuando todo esté terminado, significará un gran alivio para toda la zona en general, a nosotros no nos cambia porque todo nuestro tramo de obra ya está hecho. Si ayudarán a gran parte de la Provincia. A nosotros, con todo esto que ocurrió, nos favoreció haber tenido las obras del plan maestro concluidas”.

“Vialidad Nacional nos ha confirmado que a fines de noviembre comenzarán con la obra de alcantarillado en los dos puentes de Lincoln, sobre la Ruta 188. Es una obra muy esperada muy esperada por los productores y por nosotros. La obra ya está adjudicada a una empresa de Lincoln, Bautec, que es la misma que está haciendo los desagües pluviales del cuadrante noroeste. Las alcantarillas serán de hormigón armado y tendrán cinco metros de luz. Esto permitirá duplicar el paso de agua en los dos puentes existentes. Es una obra que durará varios meses”, confirmó.

Baja del agua

Si bien en Junín y la zona todo está más tranquilo en cuanto a inundaciones se refiere, el agua sigue bajando, aún hay muchas hectáreas anegadas debido a que las napas están altas y no hay posibilidad de desagote.

Al respecto, Balestrasse manifestó que “Mar Chiquita, en su punto máximo después de las inundaciones, llegó a tener una cota de 79.40 sobre el nivel del mar. Hoy está en cota 77.70 y sigue alta. La cota del vertedero es de 77.50. Habitualmente, en época de sequía, está en cota 77, con lo cual aún hay unos 80 centímetros por encima de lo normal. La Laguna de Gómez llegó a tener una cota de 76.40 y hoy está en 75.50. Para la época en que estamos, está normal”.

“El río Salado ha bajado más de un metro y aún tiene unos 50 centímetros para bajar y encontrarse así con su régimen normal. Por último, El Carpincho hoy está en una cota de 69.54 y llegó a tener, como máximo, 69.88. Hace varios meses que todas las compuertas de las tres lagunas están abiertas y no se tocaron nunca más. no hay nada que impida el paso del agua. El volumen del agua que sube o baja tiene que ver con las napas y las lluvias que estamos recibiendo. El agua no se está reteniendo en ningún lugar. El sistema está en bajante pero las lluvias hace que tarde más”, explicó.

Fuente: La Verdad


Fuente: www.elnuevorojense.com.ar