PUNTA ALTA. Nuevas dependencias serán inauguradas en Cindi.

Se trata de cuatro aulas destinadas a los talleres, una panadería y sanitarios.

Siempre pensando en la necesidad de brindar mejores espacios y mayor comodidad a sus concurrentes, la comisión directiva del Centro Integral del Discapacitado realiza la ampliación del edificio, sobre Roca 237, que será inaugurada el próximo jueves, a las 18.

Se contará con la presencia de invitados especiales, quienes podrán recorrer las flamantes dependencias, donde por estas horas se están ultimando los detalles, y además se presentará de manera formal la camioneta recientemente adquirida, la cual permitirá realizar diferentes salidas a la comunidad.

La directora del Centro de Día, Laura Maulión, dijo que un año después de inaugurar el gimnasio, se encuentran con nuevos espacios a punto de finalizar con cuatro aulas y una panadería social, no con productos a la venta, sino mediante la realización de donaciones a otras instituciones.

   "La intención es contar con más lugar para el Centro de Día. Tenemos incorporaciones y las salas nunca exceden los diez concurrentes porque la idea es ofrecer atención personalizada", dijo.

   Sobre los recursos económicos, indicó que se trata de una obra emprendida por la comisión directiva, "cuyos integrantes están pensando siempre en las necesidades y en lo que va surgiendo. Nosotros planteamos nuestras inquietudes y los padres, en función de los fondos, dan las respuestas".

En tanto la directora del Taller Protegido, María Rosa Salmeri, sostuvo que desde hace un año la panadería está funcionando con un sólo turno, con el maestro panadero Rafael Fernández. "Ahora es una satisfacción que el esfuerzo de varios posibilite tener nuevos espacios, donde van a poder trabajar más chicos, en dos turnos".

   "La actividad de la panadería registra muy buena respuesta por parte de los concurrentes y nos proveemos de los productos para consumir todos los días en la institución. Con la ampliación de la tarea, podremos devolver un poco a la comunidad lo que ésta hace hacia nosotros. Esto es un día a día, es un dar y recibir. Los concurrentes tendrán un amplio campo para trabajar sobre el oficio y experimentar nuevas experiencias llevando el resultado de su labor a Cáritas y Hogar del Anciano, entre otras instituciones".

Agregó que "todos los días apostamos a más. Empezamos desde lo básico como el pan, las pizzas, las masas de tartas y seguiremos con grisines y otro tipo de bollitos. Es realmente una alternativa muy productiva".



Fuente: www.lanueva.com