TANDIL. Nuevo edificio de la Escuela Polivalente de Arte

Arrancaron las tareas de limpieza en Polivalente y el viernes llegarían autoridades de la empresa.

En los últimos días comenzaron las tareas de limpieza en la obra del nuevo edificio de la Escuela Polivalente de Arte, ubicado en 4 de Abril y Sarmiento, y este viernes viajarían a Tandil autoridades de la nueva empresa constructora para dialogar con las autoridades educativas y brindar definiciones sobre los plazos para la finalización del proyecto.

Por lo pronto, cuatro obreros reabrieron la semana pasada la puerta y están tirando los escombros y la chatarrería que quedó de los trabajos realizados por la última firma que estuvo a cargo de la obra Serber SA, con la que el Gobierno provincial decidió rescindir en febrero pasado el contrato debido a distintos incumplimientos de su parte.
Si bien las autoridades bonaerenses se habían comprometido a reiniciar la obra en mayo pasado, hasta ahora hubo poco movimiento y la comunidad educativa sigue transitando momentos de gran incertidumbre.

En diálogo con El Eco de Tandil, la directora de la institución, Nancy Mazza, y la vicedirectora, Claudia Andrea Muñoz, se dijeron decepcionadas por tantas promesas incumplidas y de no poder, después de tantos años de lucha, materializar el tan ansiado sueño del edificio propio.

“En los últimos días empezaron con la limpieza de la obra, habrá cuatro o cinco personas trabajando, abrieron la puerta y fundamentalmente arrancaron por el sector del patio, que es una cancha de básquet, que estaba lleno de maderas y otras cosas. Eso es lo que están haciendo. Viene muy lento todo”, contó Mazza.

Consultada luego si han mantenido algún tipo de comunicación con los responsables de la constructora, detalló que por el momento el único contacto que tuvieron fue con “gente de una empresa subcontratada hace ya casi un mes. De hecho, conocí a un capataz general de esa firma, a quien llamé varias veces por teléfono, pero hasta el momento no me ha contestado. Incluso quería preguntarle cómo venían o qué proyección de trabajo tenían, pero hasta ahora no me contestó”.

Sí precisó que la semana pasada recibió una llamada de la secretaria del ministro de Educación provincial, Gabriel Sánchez Zinny, quien le dijo que habían recibido de manos del vicegobernador Daniel Salvador la nota que le entregaron las representantes del centro de estudiantes en el marco de su última visita a Tandil, y que cuando tuvieran noticias se iban a volver a comunicar. Sin embargo, la educadora afirmó que hasta ahora no recibió ningún llamado.

'Todos sabemos lo
que la obra significa”

Frente a esta situación, que lamentablemente se repite, manifestó que “todos sabemos lo que la obra significa, lo que hemos esperado por esto, todo lo que los chicos lo necesitan y el deterioro que tiene el otro edificio. El apoyo de parte de las autoridades sé que lo tengo, siempre mi pregunta es: ¿Hasta dónde se pueden hacer cosas?”.

En lo personal, se dijo “muy decepcionada con todo. Hoy se están haciendo tareas de limpieza, pero nada me entusiasma. Por más movimiento que haya, hasta que no vea que esto va avanzando, como veíamos que estaba avanzando antes, todos sentimos esto. Obviamente que los plazos ya no se cumplieron, entonces, todo esto hace que esa decepción siga aumentando. No tengo entusiasmo, a mí me está faltando eso para poder ser más positiva todavía”.

“Nunca vamos
a dejar de soñar”

Por su parte, la vicedirectora Muñoz contó que hace 28 años que forma parte de la comunidad educativa de Polivalente y al día de hoy siguen con los docentes y los alumnos en la lucha por el edificio propio.

“Como todo equipo directivo, queremos que esto se cumpla porque es un sueño de los chicos. Es una necesidad que tenemos y también sabemos que es una escuela muy grande y que desgraciadamente el edificio donde estamos no está en condiciones de mantener la cantidad de alumnos que tiene. Entonces, estamos todos esperando que nuestro sueño se haga realidad. Como siempre decimos: Polivalente es un ejército de soñadores que nunca vamos a dejar de soñar”, expresó.

Finalmente, la directora del establecimiento adelantó que “este viernes vendría gente de la empresa”, pero aclaró que “eso nos dijeron los obreros. No tengo contacto. Voy a seguir insistiendo de poder comunicarme con el capataz para tener noticias porque es el único teléfono que tengo”.


Fuente: www.eleco.com.ar