TRES ARROYOS. POLITICA

Una etapa política con novedades. 134 años de Tres Arroyos

24|04|18 18:57 hs.

El 134 aniversario encuentra a Tres Arroyos con dos situaciones novedosas, al menos en términos comparativos con lo que sucedió en la etapa histórica más reciente: el Concejo Deliberante cuenta con seis bloques, luego de que el vecinalismo perdiera la mayoría; y en la Cámara de Diputados de la provincia hay cuatro legisladores cuya candidatura surgió en el ámbito local. 


Este último dato implica una representación importante en número, que también genera la expectativa de que se exprese en iniciativas y proyectos vinculados con las necesidades de la Sexta Sección Electoral y puntualmente de nuestro distrito. 


La nueva distribución de bancas en el Concejo determinó que la presidencia quede en manos de Cambiemos, que otorgó tal tarea a Matías Meo Guzmán, mientras que la secretaría es ocupada por el vecinalista Pablo Abraham. El vecinalismo tiene seis concejales, Cambiemos cinco, el Frente Renovador tres, Unidad Ciudadana dos, el Frente para la Victoria uno y se creó también el unibloque Alternativa por la Justicia Social. 


En la Legislatura, Laura Aprile y Rosío Antinori (reelecta) comparten la actividad en Cambiemos, Pablo Garate (reelecto) logró la continuidad en Un País-Frente Renovador y Carlos Moreno ingresó en Unidad Ciudadana. 


Los cargos, ya conocidos y que son consecuencia del resultado electoral de 2017, implican desafíos para ejercer la representación de los vecinos en tiempos que presentan dificultades, discrepancias y puntos de vista que muchas veces es difícil conciliar.

El Concejo 

El reciente reclamo por el despido de una integrante del área de Pensiones, volvió a reflejar que el Concejo Deliberante es uno de los primeros ámbitos en los que se manifiestan los conflictos que surgen en la población. Así sucedió igualmente cuando el incremento en las tarifas de servicios públicos generó la movilización de vecinos. 

De la misma manera, es un espacio para fortalecer prácticas democráticas, como sucede en cada edición del Concejo Deliberante Estudiantil o cuando se recibe en una reunión de comisión a un vecino con una inquietud determinada. La cercanía de concejales, que conviven con su comunidad al igual que los funcionarios, lleva a que las posturas se puedan expresar de manera directa. 


Desde la ciudadanía en ocasiones se percibe una mirada crítica, cuando la respuesta de los ediles no está a la altura de las expectativas o se entiende que podrían haber hecho más en un tema que afecta a un barrio, una entidad o sector social de la ciudad. 


Las generalizaciones son injustas, pero es perfectamente entendible que se exija una dedicación importante porque en definitiva son la voz de los vecinos, que con su voto definieron el lugar que le corresponde a cada uno. Los cuatro bloques identificados con el peronismo (Frente Renovador, Unidad Ciudadana, Frente para la Victoria y Alternativa por la Justicia Social) han tratado en conjunto ciertas iniciativas y alcanzaron coincidencias al momento de establecer la agenda. 

Es demasiado pronto para saber e inferir si tal comunión de ideas los puede llevar a compartir una propuesta electoral en 2019. 


Para el vecinalismo, el retroceso en la cantidad de bancas lleva a que sea vital el diálogo y el consenso con otras fuerzas. Si bien es cierto que cuando fue mayoría muchos proyectos los votó junto a algún otro partido o en forma unánime, tampoco puede negarse que se valió de su hegemonía para aprobar presupuestos (en diciembre último logró apoyo de la mayoría de sus pares), rendiciones de cuentas u ordenanzas muy polémicas. 


El ejemplo más notorio fue la eliminación de manera retroactiva de un artículo sobre incompatibilidades en diciembre de 2013, en momentos en que se habían planteado dudas sobre las designaciones de Luis Brito en el Ente Descentralizado de Claromecó y de Ricardo Magrath en la Secretaría de Seguridad. 


El triunfo en las elecciones le dio mayor protagonismo a Cambiemos, con la responsabilidad de estar a la altura de la confianza brindada por vecinos. Es el segundo bloque más numeroso y a su vez incorporó tres integrantes en el Consejo Escolar. 


En diciembre comenzó un período con mayor fortaleza, ya que de los dos concejales electos en 2015 pasó a contar con cinco y como se indicó, ejercer la presidencia del cuerpo deliberativo. 

Legisladores 

En reiteradas oportunidades, por gestiones que se demoran, obras o necesidades de la población, hace falta que los diputados provinciales actúen como nexo con el gobierno o encuentren la manera de hacer conocer lo que les sucede a los vecinos. 


Contar con cuatro diputados de listas conformadas en Tres Arroyos, más allá de que fueron electos por la totalidad de distritos de la Sexta Sección, es un dato que puede resultar alentador. Deben llevar al recinto del debate las realidades locales y regionales, así como expresar en proyectos de alcance provincial una posición que contemple a sus comunidades. 


En el transcurso de pocos meses desde la renovación, se sometieron al tratamiento y votación modificaciones muy discutidas, como la reforma previsional en el Banco Provincia. 


Ejes esenciales para la Provincia no pueden estar ajenos en el análisis que se exponga desde las bancas como la educación, la defensa de los sectores productivos y las Pymes, la protección de sectores vulnerables y la promoción de políticas culturales, por citar algunos puntos.


En la comuna 

El intendente Carlos Sánchez transita la segunda parte de su cuarto mandato. Con el revés electoral, se produjeron cambios en el gabinete, que se sumaron a la partida por la renuncia indeclinable de Eduardo Groenenberg a Obras Públicas tras las PASO. La reforma política que establece un máximo de dos mandatos consecutivos para los intendentes, concejales y legisladores, rige a partir de su aprobación en agosto de 2016. 

Se tomó el período que estaban cumpliendo por entonces como el primero, por lo cual Sánchez y otros jefes comunales podrán volver a presentarse en 2019. 


Por supuesto, dependerá de su decisión personal y del partido. Los atrasos en la llegada de fondos para obras públicas en ejecución o por iniciarse con fondos nacionales o provinciales, la insuficiente atención en salud en la ciudad cabecera y en las localidades (Reta evidenció la demanda que existe en poblados del distrito), las prácticas que contribuyan en lograr más transparencia institucional (el Boletín Oficial es un avance, pero faltan más medidas para superar las falencias en este sentido), son solamente algunos de los temas que han sido evaluados por los distintos sectores políticos en los primeros meses del año. 


En discapacidad, la jornada sobre aulas inclusivas con la intervención de la especialista Silvana Corso fue un aporte sobre todo para docentes y autoridades educativas. Una buena propuesta, que tuvo convocatoria. Tres Arroyos, no obstante, aún tiene bastante por recorrer para tener un carácter inclusivo; hay todavía muchas esquinas sin rampas, que impiden así el acceso con sillas de ruedas. 


La cantidad de familias que tienen un integrante con discapacidad, deja en claro que se impone darle mucho más protagonismo en las políticas públicas y al planificar la ciudad para las próximas décadas.  


Fuente: www.lavozdelpueblo.com.ar