VILLARINO. Recupera un atractivo turístico clave.

A mediados de mes volverá a habilitarse el hotel termal de Pedro Luro, que se encuentra cerrado desde septiembre de 2017.

Con la reapertura oficial del hotel termal de Pedro Luro, ahora Termas de Luro Hotel & Spa, esta ciudad y el municipio de Villarino recuperarán uno de los principales atractivos turísticos con que cuenta esa zona, junto con Fortín Mercedes y el lago parque La Salada.

   La fecha fijada es el próximo jueves 18, poco más de nueve meses después de la licitación. Ese día se habilitará el renovado edificio, con 20 habitaciones de primer nivel, un servicio de tres/cuatro estrellas y un restaurante con una variadísima carta, además de los servicios de termas y spa. En un primer momento, de acuerdo a sus dueños, trabajará una decena de personas en el lugar, pero aún se están recibiendo currículums para tomar más personal.

   “El consignatario llevó a cabo todas las refacciones comprometidas. Estamos contentos, porque recuperamos un lugar turístico para que la gente vaya -señaló el intendente Carlos Bevilacqua-. Esperemos que, a partir de ahora, los turistas nos visiten y podamos trabajar desde la dirección de Turismo en esta bondad con la que contamos, como son las aguas termales”.

   El funcionario confirmó a La Nueva. que la concesión “fue la mejor manera” de poner en funcionamiento el emprendimiento, ya que la comuna no contaba con los fondos para reparar el edificio. Además, resaltó que de este modo ingresará un canon al municipio, que se irá actualizando.

“La gente estaba descreída y en su momento pensaba que se había cerrado el hotel. Sin embargo, consideramos que no debemos hacer las cosas a las apuradas y por eso se trabajó en un pliego de licitación en forma responsable. Esto ha sido un desafío que hemos asumido y hemos cumplido”, sentenció.

   Bevilacqua señaló que previo a la compulsa, se llevó a cabo un relevamiento para determinar qué era necesario hacer para poner el hotel a tono, en base a la necesidad de servicios que demanda el turista hoy en día.

   “A partir de ahí afrontamos un proceso licitatorio, buscando que un privado pudiera llevar a cabo las remodelaciones y acondicionamiento que precisaba el hotel; hubo un solo oferente y el CD aprobó la concesión”, sostuvo.

   “Ahora hemos recuperado un hotel que durante muchísimos años fue importante en cuanto a la actividad turística, generando empleo y mostrando las bondades que tiene el distrito en materia de aguas termales”, agregó.

En tiempo y forma
   Por su parte, la empresaria Ana María García destacó que las obras estarán finalizadas en tiempo y forma, de acuerdo a lo establecido en el pliego.

   “Solo nos queda terminar de equipar el salón y algo de la cocina. La obra está prácticamente concluida. Estamos comenzando con los detalles finales, además de la decoración y el armado”, dijo.

   Además, recordó que el contrato de concesión se firmó en abril, con un dólar a 19 pesos y otra sensación de estabilidad para realizar inversiones.

“Encontramos un lugar con mucho deterioro. Incluso, el surgente tenía una gran pérdida, que impedía el funcionamiento de todo el sistema y comprometía todo el proyecto”, señaló.

   La reparación no fue fácil, ya que el agua se toma a unos 1.000 metros de profundidad y 70ºC de temperatura. Para ello se debió contratar un especialista en pozos petroleros, “que mientras estaba trabajando el agua termal le curó una herida que no le cerraba hace un año”.

   Al respecto, recordó que en su momento la calidad del agua de Pedro Luro fue altamente calificada por sus constantes físico-químicas y mineralización, y ubicada entre las más importantes del mundo

“El informe hecho en ese momento hablaba de un caudal horario de 22 mil litros por hora, con inapreciables propiedades terapéuticas -destacó-. Algo parecido decía de la concentración salina, de 124 kilos por metros cúbicos, casi cuatro veces más alta que la del océano Atlántico”.

   Una vez habilitado, en el hotel funcionarán tres piletas con agua termal, a diferente temperatura, además de hidromasajes, cascadas y jets dirigidos. También habrá un sauna húmedo y, por supuesto, vestuario y duchas.

   Para informes, se habilitaron el correo electrónico termasdeluro@gmail.com, y el teléfono 2914232333.


Fuente: www.lanueva.com